DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
DD
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
SS
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
TT
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
ÓÓ
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
PP
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
II
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
CC
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
AA
 


Distopía es el término antónimo a la utopía, una utopía negativa.
Etimológicamente, la palabra distopía se acuñó a partir de los términos del griego antiguo δυσ- (düs) "prefijo de sentido negativo" y τόπος (tópos) "lugar, paisaje, escena".

La distopía es el no-lugar, el reflejo de una sociedad que nos niega las utopías.

Distópica es un espacio virtual, un puente donde se encuentran las distintas literaturas salvadoreñas, a las que se les ha negado un lugar de pertenencia. Es un lugar donde distintas estéticas convergen, es maleable, en cambio permanente, como la realidad misma, como la historia misma.

UNO

DISTOPÍA

El tema para el número de lanzamiento es, como no podía ser de otra forma, la distopía. A partir de la idea de una utopía negativa, este número aspira a ser el espejo invertido, oscuro, de aquello que normalmente nos negamos a reconocer en nuestra sociedad.

La distopía, como recurso literario, cumple las veces del viejo cuento de ciencia ficción, cuyo objetivo principal es el de proyectar los horrores del presente en un universo que nos recuerda al nuestro, pero que se ha tornado irreconocible, es un escenario especulativo de lo que nos podríamos llegar a convertir.

Vivimos en una sociedad donde el horizonte utópico no existe, ha sido diezmado, conjurarlo se vuelve sinónimo de ridiculez, de ensoñación absurda. Somos una generación que ha naturalizado todo: la muerte, la pobreza, el individualismo, la deshumanización del otro. Frente al mundo actual, nosotros imaginamos. Pero con una imaginación que no es contemplativa, sino más bien incisiva y cuestionadora sobre los procesos históricos, las
acciones y actitudes que como sociedad nos han llevado a esta aparente desesperanza.

La literatura como arma arrojadiza contra el inmovilismo de una sociedad desmembrada. Los artistas, autores y autoras, editores y editoras que han compuesto este número están desperdigados en cuatro países distintos. Aún así, se encuentran bajo el amparo de una misma literatura. Global, pero salvadoreña. Múltiple, pero con puntos de convergencia.

Equipo editorial
Alexandra Lytton Regalado
Lucía de Sola
Andreas Portillo
Augusto Magaña
Alejandro Córdova

Revisión editorial y corrección de estilo:
José Santillana

Desarrollo web: Daniel Reyes
Conceptualización e imagen: Guillermo Jiménez
Diseño web: Andrea Burgos
Animación: Héctor Martínez
Coordinación: Alejandro Córdova